Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Especial Fierros: Claves para una sucesión exitosa

Una sucesión existosa puede definirse como la capacidad de haber creado, potencializado y entregado a sucesores capaces, una organización por la que se ha luchado toda la vida. Allí se entrega la propiedad, el gobierno y la gestión de esta.

Sin embargo para que esto funcione perfectamente es necesario preparar a los sucesores para esto. A la vez, dejar muy claro a todos los trabajadores el desarrollo y los cambios en la organización y la estructura de responsabilidades directivas.

Cuando se va a elegir un sucesor es importante tener en cuenta que esto no depende únicamente del fundador, sino también de que el hijo quiera hacer parte de este proceso y tenga las habilidades necesarias para hacerlo.

Solo en el caso de que las voluntades y las capacidades estén alineadas entre los dos, se puede colocar en marcha ese proceso. De resto no. Podría ser un riesgo para la organización.

Una vez el sucesor esté dispuesto a hacerse cargo de la empresa familiar, es fundamental ir asignando poco a poco las responsabilidades que tiene que ir desempeñando dentro de la empresa. Estas actividades deben ser evaluadas por los padres y corregidas para que la persona se vaya formando profesionalmente.

Ante esto también es muy importante que el sucesor pueda manejar una unidad de negocio, ya que lo que necesita es aprender a dirigir y a manejar equipo humano para el desarrollo de su capacidad emprendedora. Esto le brinda confianza, autonomía y prudencia para desempeñar otras labores que requieren de más responsabilidad.

Por otro lado, la estructura de la organización también cambia. Ya que en la primera generación se cuenta con el fundador y directivos experimentados, pero en la segunda generación es necesario tender hacia una estructura profesionalizada en la que las diferentes unidades de negocio permiten crear oportunidades, a la par de formar integradores y emprendedores sin perder de vista la rendición de cuentas y la orientación hacia mostrar resultados.

Este cambio en la estructura no debe ser colocado de un momento para otro, sino que debe estudiarse con base a las metas que tiene la compañía. A partir de allí, se deben estipular las reglas de juego con las que van a trabajar todos los empleados dentro de la empresa.

De esta manera, la comunicación se convierte en un elemento muy importante dentro de la nueva dirección ya que de esta manera se va a poder gestionar ágilmente la empresa, se podrán atender los intereses y resolver los interrogantes de accionistas sobre la nueva naturaleza que se pueda haber incoporado dentro al capital de la compañía.

Finalmente para tener una sucesión exitosa debe manejarse adecuadamente conceptos como la objetividad, la veracidad, la autoridad, la capacidad y la valentía. Ya que con estos elementos se puede construir un futuro prometedor que permita el crecimiento y la sostenibilidad de la empresa.

Información tomada de: IESE

Imagen: Pexels

También le puede interesar:

Especial fierros: Las segundas generaciones en las ferreterías

El cemento, el material que está en auge en Colombia

Holcim llega al mercado de las franquicias




Especial Fierros: Claves para una sucesión exitosa - Revista Fierros
Menu

Este sitio web utiliza cookies para optimizar navegación, adaptarse a preferencias de publicidad, realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies


Fatal error: Cannot redeclare class ticker_builder in /home/fierros/public_html/themes/ediciones/views/layouts/ticker-controller.php on line 3