A propósito de la necesidad de mantenerse a la vanguardia, Jean Rene Riveros, docente de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, hace una reflexión sobre la capacidad que debe tener un directivo al respecto.

Jean Rene Riveros

No es un secreto que las ideas innovadoras revolucionan la industria y son la fuente más importante de riqueza en nuestra sociedad, como se ha demostrado a través de la historia con productos y servicios que han cambiado nuestras vidas. Clayton Christensen en su libro el ADN del Innovador cita: “La innovación es la savia de nuestra economía global y una prioridad estratégica para casi todos los directivos de las empresas”.

Es por ello que los directivos de nuestra compañías, especialmente del sector ferretero, deben aprender a desarrollar habilidades que potencialicen las ideas que surgen en sus empresas, para que éstas puedan convertirse en innovaciones.

Existen cinco habilidades fundamentales que deben tener los directivos innovadores: 1. Relacionan lo que aparentemente no tiene relación, 2. Hacen preguntas que invitan a la reflexión, 3. Son intensos observadores, 4. Crean de redes de personas con diferentes conocimientos y 5. Son  buenos experimentadores.

Si logramos desarrollar éstas habilidades como directivos, estaremos en frente a una revolución innovadora en nuestras compañías Ferreteras.